Mensaje Mensual de Nuestra Madre Amantísima para todos sus Hijos
Abril 13, 2011

“Mis pequeños, hoy voy a dar a la pequeña alocuciones para que pueda transmitirles a cada uno de vosotros el Mensaje que el Bien Amado os tiene para vosotros. No os preocupéis por la pequeña [Rosa estaba tosiendo]. Vuestra Madre toma la garganta de la pequeña para hablarles y decirle a cada uno de vosotros que en este día podéis preguntar a vuestra Madre cualquier cosa que queráis saber, y de la única manera que vuestra Madre puede comunicarse con vosotros, es a través de la garganta de Mi pequeña.  

Hace mucho rato que vuestra Madre se encuentra en este lugar leyendo cada uno de vuestros corazones ve todo lo que trae en vuestros corazones, y ahora os digo que el mundo se está revolviendo en su propio lodo porque todo el mundo quiere abrazar el anticristo. Recordad cada uno de vosotros que todos los países están bajo las garras del pulpo, que es el símbolo de la maldad que os quiere envolver a cada uno para hundiros en la ignorancia y abrazar al anticristianismo como símbolo de libertad.

El hombre está equivocado y por eso se arrastra en la ignorancia de no saber lo que significa seguir al maligno y abandonar lo que Jesús os vino a traer a cada uno de vosotros cuando caminó en este mundo. Este mundo está revuelto de maldades y de envidia de poder. Todo el poder del maligno está concentrado en envenenar a todos los países. No creáis vosotros que solo son vuestros países [latinoamericanos], sino países en todo el mundo.

El hombre quiere solamente dominar la mente y el alma de los pueblos. La única forma de que los pueden engañar es a través del anticristianismo. Quieren borrar del mundo todo lo que habla de Dios y de la Virgen. Si vosotros prestáis atención, os daréis cuenta que todo los mártires que llevaban la Palabra de Jesús a través del mundo han desaparecido de los altares, de los templos que el Padre os dejó para reuniros en el amor, en la Comunión, y en el Bautizo, que es una forma de entregarse verdaderamente a Jesús Crucificado.

Cada ser humano que es bautizado en el templo que os dejó Jesús, está exorcizado del pecado original, porque solo una mujer Virgen pudo tener a un Hijo sin haber tenido ese pecado original. Os pregunto a cada uno de vosotros, ¿de qué os ha servido el sacrificio de Jesús, el amor de María si muchos renegáis de ella y decís que no fue Virgen, que es como cualquier mujer que tuvo a Jesús? Negáis a vuestra Madre Amantísima, y vuestro Padre Celestial os dice quien niega a la Madre, niega al Padre. Hoy, no hay respeto al Bautismo, a la Iglesia, a los santos. Hoy, no respetáis lo que Dios creó para juntaros en un templo a orar y a engrandecer el Nombre de Jesús y vuestra Madre Amantísima.

Es María, quien os lleva a los Brazos de Jesús. Es María, quien a través de Jesucristo, puede aparecer a la persona quien Dios ha escogido para hablar en Nombre de Él o de Ella. Nadie escoge al Padre, es Dios quien escoge a Sus hijos. El hombre hoy ha torcido todo. Prefieren creer en un ídolo hecho de oro, plata o roca, antes que creer en aquel que se sacrificó y caminó con la Cruz de todos vosotros a cuestas para que si vosotros os arrepentís seréis perdonados.

¿Cuántos vais al Santuario donde se sacrifica el Cuerpo de Jesús? ¿Cuántos son los que van a confesarse para que Dios escuche cada uno de vuestros pecados y os pueda perdonar? Los podemos contar con los dedos de las manos.

Dios puso a los sacerdotes, los pastores que servirían para daros el perdón a través del arrepentimiento, y nadie cree en eso.   Dios puso a esos pastores pare humillar la soberbia de todos los hombres y tuvieran que ir a confesarse ante un hombre, y no creer en eso es no creer en Dios.

Recordad, Mis pequeñas criaturas que Dios da y quita. Dios es quien envía a vuestra Madre a aparecer en todas partes del mundo a niños, ancianos, a cualquier persona que vosotros menos pensáis. Vuestra Madre aparece para traer al rebaño perdido al Encuentro de Jesús. Hoy, todos celebran la muerte del Bien Amado, pero no piensan en cuanto sufrió Él en el Huerto de Getsemaní, en la Flagelación, en la Coronación de Espinas, cargando la Cruz en la Crucifixión.

La mayoría de todos los hombres en general no creéis en aquel sacrificio, pero las Sagradas Escrituras os dicen que en los Últimos Tiempos, cuando se aproxime el tiempo en que tiene que Venir Jesús de nuevo a purificar la tierra y al hombre, ocurrirían cantidades de catástrofes en todas partes del mundo. No os dan fechas. Recordad cuando menos vosotros esperéis vendrá el hijo del hombre para poner todo en el lugar que corresponde. Jesús sufrió el martirologio de la Cruz por cada uno de vosotros, y la Madre Amantísima sufría con Él todo lo que Él pasó.

Hoy, muy pocas madres sacrifican algo por conducir a Su rebaño para que no se separen del hogar. Estos días de recordación del sufrimiento del Bien Amado es para que el hombre vuelva de nuevo hacer todo lo que había prometido hacer [dejar de tomar, alejarse de las drogas]. Recuerden siempre que Dios da y quita y si cada uno de vosotros no son capaces de dar testimonio de aquel que murió en la Cruz por salvaros, tampoco El dará testimonio ante el Padre. Recordad siempre que Dios no Castiga, pero hace Justicia.

Yo os diré algo que a la pequeña la tortura por no poder gritar al mundo entero que Jesús está en cada uno de vuestros corazones tocando a la puerta de cada uno de vosotros, pero vosotros los buscan en muchas partes donde Él no está. Recordaran algo cada uno de vosotros, ¿donde quiera que se encuentren vosotros si escucharais la Voz de Jesús la reconocerían, o creerán que es imaginación de vosotros?

Buscad a Jesús en la Cruz del Calvario, en el santuario que os dejó para que sus pastores guiaran al rebaño. Confesaos con amor cada uno de vosotros porque Dios es un Dios Justo, pero cuando cometéis un error, os manda una Justicia para que vosotros recapacitéis. De nada os servirá que vayáis a los templos si no creéis, si no tenéis fe. La fe de esto que vosotros estáis viendo en este momento es la que os salvará al Final de los Tiempos, es la fe que vosotros tenéis en vuestros corazones al mirar a una criatura insignificante, sin nada que parezca una santa, hablaros a vosotros a través de vuestra Madre o vuestro Padre Celestial.

Recordad siempre que vuestro Padre Celestial y vuestra Madre Amantísima no vienen a buscar a los perfectos que no existen.   El perfecto está en el Cielo y pedirá cuentas a cada uno de vosotros. Cuando os presentéis antes el Señor, Él preguntará, ‘¿Dónde está todo aquello que os di? ¿Compartisteis algo con los que no nada tienen?’ Jesús está en los miserables de la tierra. Jesús está con el que sufre, con el que ora, con el que tiene fe. La fe de nada sirve si no han creído y ¿cómo vosotros vais a creer cuando venga Jesús si nunca habéis tenido fe? Nunca lo habéis buscado donde verdaderamente Jesús está, en vuestros corazones, en el Sacrificio del Altar, en el Templo que Él os dejó.

Recordad, creer en Jesús y en vuestra Madre Amantísima no es vivir una vida desordenada sino una vida de amor. Orad, porque vendrán tiempos muy difíciles como vuestra Madre os ha dicho a través de los tiempos en este lugar y en todos los lugares donde vuestra Madre aparece. Orad. Conservad alimentos que no se dañen, y agua.

Venid a este lugar que la pequeña criatura tiene algo reservado para que el pueblo que venga les dará como purificar los alimentos, el agua y lo que vosotros consumís. Dado por el monje San Charbel que tuvo los remedios para los males de este tiempo. Venid y regocijaos. Consumid ese remedio que San Charbel os dio a través de la pequeña. Orad, porque vendrán muchos momentos difíciles. Tened velas bendecidas. Solo tres se necesitan para los días difíciles. Nadie se asome a vuestras ventanas para ver pasar la malignidad, porque podéis ser arrastrados.

Ahora, el Espirito Divino os ungirá y el que tiene fe recibirá. Os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo.

Hoy, vuestra Madre Amantísima agradece a las pequeñas criaturas que vienen a este lugar, los que traen alimentos, también a todos los voluntarios que dan su tiempo para ayudar a la pequeña criatura en este pequeño lugar, que es el santuario de la Virgen. Todo lo que vosotros hacéis en este lugar por amor, con amor, seréis recompensados.” Amen

        

Abril  2011
Noche de Vigilia

Vuestra Madre está feliz al ver reunidos de nuevo a mis pequeñas criaturas, en este pequeño lugar lleno de bendiciones para aquellos que vienen a buscar el verdadero amor, el amor del Divino Niño, el niño que Vuestra Madre trajo al mundo cuando dijo “Si” pudo Dios encarnarse y traerlo al mundo y después perderlo por culpa del mismo hombre a quien el mismo vino a salvar.

 Este tiempo es el verdadero tiempo de amor a María hasta que llegue el momento verdaderamente doloroso de su muerte en la cruz para pedir porque el mismo hombre, pequeños míos, que lo seguían por todas partes y veían los milagros que hacía, los demonios que expulsaba de aquellos que estaban endemoniados, es verdad lo que os dice la pequeña criatura, cabeza dura para dejar hablar a Vuestra Madre, dura la cabeza de la pequeña, sí, pero en ella Dios se regocija en todo momento.  El celo de Dios, pequeña criatura, marca el verdadero destino de Vuestra Madre, el sacrificio de traer un hijo al mundo bendecido por el mismo Padre, engendrado por el mismo Padre, para después tener que caminar con Él un largo camino de dolor,  cayendo Vuestro Padre Celestial revolcándose en la tierra bajo la cruz y Vuestra Madre escondiéndose para que nadie la viera llorar, para que nadie la viera sufrir; este es un tiempo de reconciliación de todos los hombres, de perdón.

Perdonaos los unos a los otros y vivid los misterios de este Sacramento, donde Jesús caminó entre cada uno de vosotros,  por la vía al calvario, seguido por el pueblo para después gozar el triunfo de la malignidad, y verlo morir en la cruz.  No creáis vosotros que Vuestra Madre no caminó con Jesús, que no cargo la cruz con Él, recogió en aquellas arenas calientes, iba recogiendo la carne que el Bien Amado ahí dejaba.  Aun el hombre tiene la testadura, como os dice el amado Padre Pio, testadura y continúan torciendo el camino, y siguen ignorando que hay un Jesús que muró, pero que también hay un Jesús que resucitó.

Vosotros creéis pequeños míos que este tiempo es un tiempo en vano, porque hace muchos años que ocurrió, no, recordad siempre que arriba no hay tiempo, el tiempo de vosotros no es el tiempo de arriba, sigue el Bien Amado crucificado en la cruz por cada uno de aquellos que no sois capaces de confesar vuestros pecados ante los pastores que os dejé.  De todos vosotros que no sois bautizados, vosotros sabéis que este tiempo es el del viacrucis del Bien Amado y de Vuestra Madre Amantísima orad por aquellos que tienen que cargar una cruz de soledad, una cruz de enfermedades, una cruz de incapacidades, que no pueden ni siquiera llevarse el pan nuestro de cada día a sus bocas, porque las manos no le llegan a ella.  Orad pequeños míos, porque vienen momentos difíciles para la humanidad, vosotros tenéis miedo, pero a Dios no se le teme.

 Recordad siempre que es en las desgracias donde el hombre se acerca al Bien Amado a orar pero son oraciones vacías, porque después que se confiesan cometen el mismo sacrilegio del cual se han arrepentido.  Muchas cosas vendrán para el hombre, cambiaran muchas cosas en los templos donde se sacrifica el Bien Amado diariamente en la misa que celebra el pastor.  Muchas cosas sucederán en el mundo porque el hombre no quiere convertirse y pedirle a Dios por sus pecados.  Vendrán momentos difíciles, Vuestra Madre os ha venido ensenando a cada uno lo que tenéis que hacer, recordad siempre que los alimentos se guardan para un solo tiempo, después se reparten en los lugares donde hay miserables que están esperando por esos alimentos.  Cada ano vosotros tenéis que colectar alimentos que no se echen a perder, porque no creáis que escapareis lo que viene para la humanidad por la desobediencia, por la apostasía por ser bautizados y después renegar del bautizo y abrazar otros cultos que el Bien Amado no os dejó.  Sabéis vosotros lo que Bien Amado   os dirá para que cada uno de vosotros preparéis vuestros corazones para poder decir Señor cuando os encontréis ante Él, yo pequé, pero me arrepentí y empecé a caminar contigo en ese camino de dolor hacia la crucifixión.  La caridad es lo más importante que acerca al hombre a Dios.  Muchos decís no puedo hacer caridad, porque la miseria mía es muy grande también.  No me alcanza lo que tengo para los míos, pero recordad a la anciana que no tenía nada, solamente un denario para llevar a su hogar los alimentos, y estaba el rico poderoso al lado diciéndole Señor acuérdate de mí que te doy bastante limosna en este lugar, acuérdate que yo estoy siempre aquí para llenar tus alforjas aquí en tu santuario.  Pero la anciana decía, Señor solo puedo dejarte este denario que lo tengo para mis hijos, perdóname por  tener tan poco y darte tan poco.  Quien creéis vosotros que estaba siendo verdaderamente lo que a Jesús agradaba, una caridad sin tenerla, sin tener con quien compartir, cuando llego al hogar tenia repleto de aceites y alimentos para compartirlos con sus hijos y aquel miserable que se vanagloriaba de haber dado cantidades de monedas al santuario aquel dinero se le convirtió en nada porque a los tres días lo llamaron para que subiera. murió a vez que vosotros en este tiempo doloroso del Bien Amado haced una caridad, por muy pequeña que sea, ese es para Jesús es el mejor de los sacrificios de cada uno de vosotros y se os multiplica, porque aquello sirvió para llenar el vientre de un hambriento.

  Este es el tiempo de la reconciliación de cada uno de vosotros, de los hombres, de reconciliación sincera y verdadera con Dios.  Hay que orar por ellos, para que se conviertan en buenos.  Nunca vosotros seréis más felices que cuando vais al templo, buscad al confesor que os dejé, confesad, aunque creáis que no tenéis ningún pecado, no mientas al  confesor.

                Cosas grandes se avecinan, todos los países están revueltos y abrazan el anticristianismo, pero veréis vosotros como van una a una rodando sus cabezas como pelota, con lo que los niños juegan, y muchos de los que estáis aquí, veréis, ese milagro.  No pongáis fechas, no hay fechas en el cielo.  Tenéis que ver cuando abráis las Sagradas Escrituras, que ninguna tiene fecha  no hay fechas, no para las cosas que se avecinan para la humanidad

                No tengáis miedo el que camina a la sombra del Bien Amado será siempre protegido y también vuestros seres queridos, bendecid a vuestros hijos antes de salir de vuestros hogares, para que al regresar  podáis volver a ver a vuestros seres queridos, recordad que en esos lugar donde se enseña a vuestras criaturas, también se les ensena…… el que tenga oídos que oiga.

Cada uno de vosotros al ir a vuestros lechos a dormir, debéis decir gracias Dios mío, por este lecho donde duermo, gracias por este hogar, al levantaros, igual, gracias por despertarme al nuevo día y ver el sol, gracias por mis hijos, por mis seres queridos; orad por aquellos que no oran, para que vuelvan al redil que abandonaron.  Vosotros creéis que por ir al templo que os dejé, vais a ser santificados, no pequeños, no, muchos salís a murmurar de los demás, murmurando del pastor, murmurando del templo y continuáis con los mismos pecados de siempre, porque allí en vuestros hogares donde nadie os ve, allí tenéis un encuentro con Jesús y María y ella es la que os lleva a vosotros al regazo con Jesús, por eso es que Vuestra Madre  aparece en todas partes del mundo buscando a sus hijos que están perdidos.

Orad por los niños abortados, asesinados, maltratado, abusados, y decid ojo por ojo diente, por diente para que se acabe la maldad.  La justicia no es para los que reciben abusos y no una muerte vil para aquellos que los encierran, pensar que van a volver a salir.  Os dejo mis pequeños, os dejo, cuan feliz es Vuestra Madre cuando vosotros agrupados para orar en un lugar santo, y cuando vayáis a los templos hacedlo con verdadero amor, donde está el pastor que el Bien Amado os dejó.  Confesaos para que podáis tomar el cuerpo del Bien Amado en vuestra boca,  no pongáis vuestras manos que están sucias de las cosas del mundo y de todo lo que tocáis.  Os bendigo, antes de marcharme, sabéis que siempre en este tiempo esta delicada, el maligno la atacas para que no puede estar aquí con vosotros pero el Señor la levanta para que pueda traeros el mensaje del Bien Amado. Recordad que este es el tiempo de orar, de meditar.  Orad a tiempo y a destiempo.  Amen

 

Abril 14,  2011

                Hijita querida quiero que abras las sagradas Escrituras al azar como Vuestro Padre Celestial  os enseñó.  Haz la señal de Cruz y escribe de la epístola de San Pablo a los Romanos Capitulo 10 Versículos 14-21: La incredulidad no tiene disculpa: “Ahora bien ¿Cómo invocan a aquel en quien no han creído? Y ¿Cómo creerán en aquel  de quien nada han oído? ¿Cómo oirán sin que haya quien predique? Y como predecirán, si no han sido enviado?, según está escrito ¡Cuan hermosos son los pies de los que anuncian las cosas buenas!  Pero no todos dieron oídos a eses evangelio.  Porque Isaías dice “Señor ¿Quién ha creído a los que no fueron anunciados? “La fe viene pues, del oír y el oír por la palabra de Cristo.  Pero pregunto ¿acaso no oyeron?  Al contrario, por toda la tierra sonó una voz hasta los extremos del mundo sus palabras.  Os haré rabiar contra una gente sin seso.  E Isaías se atreve a decir: “Fui hallado de los que no me buscaban; vine a ser manifiesto a los que no preguntaban por mí, más acerca de Israel dice: “Todo el día he extendido mis manos hacia un pueblo desobediente y rebelde.  Amen.  El que tenga oídos que oiga.  Soy Vuestro Padre Celestial, vuestra Divina Misericordia.  Amen

 

Abril 16,  2011

“Hija mis escribe en la profecía de Jeremías Capitulo16 Versículos 14-18: “He aquí que vendrá tiempo, dice el Señor, en que no se dirá más,  Vive el Señor que sacó a los hijos de Israel de la tierra de Egipto, sino: Vive el Señor que sacó a los hijos de Israel, de la tierra del septentrión y de todos los países por donde los había esparcido, y yo los volveré a traer a esta tierra, que di a sus padres.  He aquí que yo enviaré a muchos pescadores, dice el Señor, los cuales los pescarán, y enviaré después muchos cazadores, que los cazarán por todos los montes, y por todos los callados y por las cuevas de los peñascos.  Porque mis ojos están observando todos sus pasos; no se oculta ninguno a mis miradas.  Como no hubo maldad suya oculta a mi vista.  Pero primeramente les pagaré al doble de lo que merecen sus iniquidades y pecados; porque han contaminado mi tierra con las carnes mortecinas a sus ídolos, y llenado mi heredad con sus abominaciones.  Amen

            Nota: Es por eso pequeños míos, que lo que a vosotros hagáis en el transcurso de vuestras vidas, de todo, Dios os pedirá cuenta.  Amen  Soy Vuestro Padre Celestial vuestra Divina Misericordia.  Amen

 

Abril   2011

Pequeña, escribe el Salmo 118(119) CXVII Ver 68-69: “Tu justicia es eterna justicia, y tu ley la verdad misma.  Sorprendiéndome  las tribulaciones y angustia.  Tus mandamientos son mi dulce meditación.  Llenos están de eterna justicia los testimonios de tu ley.  Dame la inteligencia, y tendré vida.  Clamé con todo mi corazón, y dije: ¡O Señor! Y haz que yo vaya en pos de sus justísimos preceptos.

Revelaciones en lo que sigue: “En el mismo salmo Versículo.159: “!O Señor!  He amado tus mandamientos.  Por tu misericordia otórgame la vida para servirte siempre.  Versículo 163: Aborreceré la injusticia y la detestaré y amo tu santa ley.  ¡Señor mío! Jesús mío, yo esperaba, Señor, la salud que te ti viene y entretanto amaba tus mandamientos.  En el  Versículo 142: “Tu justicia es eterna y tu ley la verdad misma.  Pasa al salmo 137 Ver.  “Bienaventurados los que aman al Señor, que andan por los justos caminos.  Pequeña (Rosa) las bendiciones del Señor, serán para aquellos que ama el Señor.  Busca primero al Señor y todo te vendrá por añadidura.  Amen      

 

Confirmaciones

                En 11/8/2002, Jesús dijo: Ocurrirán muchos desastres naturales, y una depresión económica más profunda de la que ahora estáis viviendo.  Habrán muchas señales en el cielo. Estad atentos a estas señales.

                En 4/7/2006, la  Virgen María dijo: Grandes eventos se acercan para la humanidad.  Gobiernos que cambiaran,  algunos caerán, desastres naturales en todas partes, inundaciones, tornados gigantescos que vuestros ojos nunca han visto, y aun así el hombre no se arrepiente de todo lo malo que ha hecho y está haciendo para destruir a la humanidad.  La naturaleza reclamará cada espacio que el hombre le haya quitado, ninguno escapará, porque continuáis desobedeciendo al Padre Celestial.  Ellos creen que las Sagradas Escrituras fueron escritas para los tiempos antiguos, pero Dios no un hombre o mujer quien cambia de ropas todos los días (Dios no cambia de idea en un segundo).  La palabra de Dios fue escrita para todos los tiempos y nunca cambiará ni puede ser tergiversada.  Lo que está escrito se cumplirá. Aunque no lo crea el hombre

                En Abril 13, 2007 la Virgen María dijo: “Las predicciones de vuestra Madre Amantísima y del Bien Amado no os pueden causar temor; solo vengo a advertiros que os preparéis para lo que se avecina.  El castigo vendrá si el camino de la maldad que hoy corrompe a la humanidad no se detiene y se sigue al anticristo; y si sigue ese anticristo convirtiendo a pueblos y a naciones, la gran depresión llegará y tendréis que tener denarios para poder comprar los alimentos que se agotarán en todas partes.  Estáis viviendo ante un terrorismo brutal que contamina todo para que nadie pueda sobrevivir.

                En Mayo 13, 2007 la Virgen María dijo: “Vuestra Madre para terminar en este pequeño lugar, os ha dicho todo lo que vendrá – la contaminación de los alimentos, los deslaves de tierra, los fuegos, las inundaciones, las olas derramándose en los pueblos y arrasando con todo lo que alcanza.  Todavía no ha venido lo peor.  Cada cual recibirá lo que cada cual siembra.  Seguirán abriéndose los mares llevándose las arenas y destruyendo la naturaleza viva.  El fuego que seguirá cayendo del cielo y el azufre que  sale de debajo de la tierra.

                En 12/13/2007, la  Virgen Mary dijo: Ocurrirán tornados a destiempo, lluvia y granizo de un tamaño inimaginable.

[Abril 28, 1.31 p.m. Noticias (Reuters) Una tremenda sequía en más de 40 anos se ha registrado en Texas la semana pasada, con vientos fuertes con temperaturas elevadas que han causado masivas perdida en los cultivos, con poca esperanza de cambie pronto, de acuerdo a los pronósticos del tiempo.  Se ha registrado un daño considerable en la plantaciones de trigo, dijo el analista Jerry Gidel North American Risk Management. Gidel dijo que considerando los problemas en Europa y  en Rusia, están monitoreando de cerca la de Estados Unidos y también porque Texas es el estado productor de carne más grande exportador de carne de USA y esto dispararía los precios de la carne en el mercado nacional y de exportación.  Esta gran sequia en Texas y en el  sur este, se registra al mismo tiempo que grandes tornados y lluvias severas han causado inundaciones centro y sur oeste.  La lluvia excesiva y las inundaciones no han permitido la plantación del maíz en la parte centro occidente causado daño también en las plantaciones de soja.]

                [Abril 28, 2011; 12:10 PM ET, Heather Buchman, Meteorólogo (AccuWeather.com) “Abril 2011 ha sido un mes  horroroso por el clima tan severo, en el cual se han registrado cerca de  900 reportes de tornados, cientos muertos relacionados con los tornados y una inimaginable destrucción.  Si este patron climático de destrucción continúa esta semana el total de tornados ira en aumento y Abril ha terminado siendo el mes más activo en el record de tornados.  En Abril 26, 2011.  Tormentas severas en Texas trayendo tornados y lluvias severas con bolas de granizo en formas puntiagudas  del tamaño de softball.]